Síntomas

Los síntomas más frecuentes que se presentan son la pérdida de visión o la visión doble, hormigueos y pérdida de sensibilidad, disminución de la fuerza e inestabilidad en la deambulación. Otros síntomas son:

  • Disminución en el período de atención, de la coordinación y de la memoria.
  • Depresión.
  • Mala pronunciación, dificultad para hablar o entender el lenguaje.
  • Dolor facial, en brazos o piernas.
  • Fatiga (sin causa justificada) y atrofia muscular (por inactividad).
  • Pérdida del equilibrio (ataxia), anomalías para caminar/marcha o vértigo.
  • Disminución de la capacidad para controlar movimientos pequeños, problemas con el movimiento, lentamente progresivo y comenzando en las piernas.
  • Espasmos musculares (espcialmente en las piernas).
  • Espasticidad muscular (rigidez y espasmo incontrolable de grupo de músculos).
  • Entumecimiento
  • Debilidad o parálisis de uno o ambos brazos o piernas.
  • Temblor en uno o ambos brazos o piernas.
  • Alteraciones sexuales.
  • Problemas urinarios:
    • Frecuencia.
    • Dificultad.
    • Urgencia.
    • Escapes de orina.

redes